<<Ahí la sensación de un recuerdo cristalizó en la mente de Chet. Todavía tenía que identificar las características de una llanta, luego hablar a llantas avante merida o a radial llantas merida y a la página llantas en líneade Llantas para carros y camionetas en línea, para averiguar, el precio de llantas rin 15, y si había llantas para aveo y si las pireli llantas eran buenas y si tenían calidad esas llantas, para luego darse una vuelta por llantas bodega aurrera y llantas comercial mexicana… “Sin que se le olvidara preguntar” su equivalencia en llantasen cuanto se calibran las llantas, la rotación de llantas y si la velocidad de las llantas o el aire en las llantas no desbarataría su auto viejo. Eran tantas cosas que tenía que hacer, sin embargo volvió a aquel recuerdo…>>

Llantas para carros y camionetas en línea

Cambiamos tus llantas en la comodidad de tu domicilio.

Chet recordaba el rostro de aquella joven que retiró la mano. La luna brillaba en aquel otoño  cuando Chet con la luz  lunar leyó el título del libro: El Libro de la Selva;

-Este escritor nació en Bombai cuando era territorio británico,  entonces ¿es inglés o hindú? Bueno, no sé si me exprese bien -dijo para sí Bulta que con sus ojos y sus manos parecía una rosa proclamando su belleza.

Chet, paralizado, no respondió. Entonces solo se escuchó en el fondo de aquel silencio el rumor de una fuente.

-¿Tienes fuego?- añadió.

Chet buscó en su bolsillo, y encendió un cerillo.  En el trémulo de la lumbre escarlata apareció aquel rostro centellando los ojos. Un olor a crisantemos invadió el aire.

-Kipling, es inglés –contestó Chet como si sus palabras hubieran esperado una eternidad.

– ¿Cómo te llamas? –dijo Bulta suspendiendo el humo en el vacío de sus labios puros y aéreos.

– Chet, me llamo Chet.

-Me gusta tu nombre, sin embargo ¿a quien se le ocurre llamar a estos cigarrillos Paul Von Heyse?

 

<<Llantas para carros y camionetas en línea le invita a que continúe leyendo…>>