Llantas nuevas para playa

Cuando el “auto verde” salió del estacionamiento de playa delfines, el anciano que manejaba, apoyó los codos en la guía. El auto con las llantas blancas copeteadas de arena, se arrastraba por la calle. El auto se detuvo y el anciano bajó, al mismo tiempo que miraba entristecido cómo las 4 llantas se empequeñian mientras se les salía el aire.

– ¡Cómo voy a cambiar todo esto! ¡y cuánto va a costarme!

Clavé los ojos en el rostro del noble anciano y moví la cabeza negativamente, el anciano movió también la cabeza, como si quisiera que yo participara de sus sentimientos. El viejo continuó:

-Fue allá por 1979 que compre este auto. Entonces no existía esta ciudad que usted conoce, ni la zona hotelera. Solo estaba en construcción la torre del aeropuerto. Cancún era otra cosa.

-¿Y había llanteras?

-No. Nada de eso existía.

Llantas nuevas para la playa…

Fijé la mirada en el lomo de un delfín que se sumergió y un bañista que se lanzaba al agua, sin embargo, el viejo no vio nada. Su mirada estaba detenida en el pasado. Emocionado, prosiguió:

-Cuando llegué a Cancún, la aduana era un lanchón y la Casa de Gobierno una choza. Algunos chicleros descalzos con machetes abrían una vereda en lo que sería la zona hotelera. Yo bajé del camión “únicamente con un puñal en el cinto y un paraguas en la mano,”  en el mismo lugar donde se levanta hoy el ayuntamiento.  Me sentía un rey que se pavoneaba, semidesnudo, por las calles de arena. Empecé a vender sombreros que hacía con el guano que crecía por todos lados.

El viejo hizo una pausa y marcó en su celular, escuché que pregunto ¿Vangollantas? y pidió 4 llantas nuevas.

Y continuo:

<<Recuerde que Vangollantas.com es la plataforma donde podrá comprar llantas sin salir de casa. Solo escoja del catálogo digital la llanta que necesite, haga un clic, pague en línea y las llantas serán enviadas a su domicilio. El montaje de llantas de alta gama es sin costo adicional.>>

Vangollantas.com le invita a que siga leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *